Agua de chía para adelgazar en Invierno

Agua de chía para adelgazar:

Estas semillas ya están en todas partes y por eso es posible comprarlas en cualquier supermercado. De ellas destaca su sabor característico, parecido al de la nuez, así como su versatilidad para añadirlas a cualquier tipo de recetas como arroces, pastas, ensaladas, carnes, pescados, pan, yogures, postres ¡e incluso agua!

Sus nutrientes suponen un excelente remedio para el organismo y, además, están deliciosas. Por si fuera poco, cabe mencionar sus propiedades:

  • Ayudan aprevenir la anemia gracias a su contenido en hierro.
  • Poseen elevadas concentraciones de calcio, mayor que la leche.
  • Son ricas en fibras, así que, si estás estreñido, será una buena solución.
  • Su cantidad en vitaminas antioxidantes es superior a muchas frutas, como los arándanos.
  • Los veganos y los vegetarianos agradecen a la chía la presencia de proteínas, esenciales en una dieta equilibrada y saludable.

 

INGREDIENTES:

  • 350 ml de agua (un poco más de un vaso).
  • Semillas de chía: 1 cucharada sopera.
  • Jugo de limón.
  • Para endulzar: estevia.

El método de preparación es el siguiente:

  1. En primer lugar, dejar a remojo las semillas en 150 ml de agua, durante 70 minutos más o menos. Con esto, logramos que se reblandezcan y su consumo será más agradable. Al pasar el tiempo, vas a ver que se forma una especie de gel.

  2. Exprimir un limón y añádirlo a 200 ml de agua. Remover bien.

  1. Agregar el preparado del paso 1 con el del paso 2 y remover hasta formar una mezcla homogénea. Lo normal es que se necesite una batidora. Si queda algún grumo, podés colar la bebida antes de tomarla.

¿Cómo tomarla?

Lo recomendable es tomar el agua de chía en ayunas, para que no te entre el hambre antes del almuerzo y te tienten las ganas de picar comida entre horas. Así, vas a conseguir bajar de peso y nutrirte cuidando tu organismo.

 

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá